Guía para la construcción de piscinas

Cómo construir una piscina

Cómo hacer una piscina – Guía completa

Una piscina es un complemento ideal para el jardín de tu casa; lo dota de versatilidad y elegancia. Por lo que no es raro que haya personas que quieran construir una en su casa, de manera que puedan disfrutar de ella en las tardes de verano y –por qué no- realizar reuniones en el jardín.

Cómo construir una piscina

Ahora bien, ¿cómo hacer una piscina? Es, evidentemente, la gran interrogante de las personas que desean construir una alberca en casa. Esto no representa un trabajo de construcción demasiado complicado pero si es necesario cuidar los detalles y contar con la ayuda de especialistas para que no tener problemas futuros.

Es por eso que en Gresitepiscinas.com te explicaremos, paso a paso, cómo construir una piscina y te daremos algunos consejos para que puedas realizar un buen trabajo y de esta manera obtengas el resultado que buscas.

 

Cómo construir una piscina

En este punto te enseñaremos a construir una en 14 pasos. Recuerda que se puede hacer de diferentes maneras, pero lo que te proponemos aquí es lo más habitual.

 

Paso previo: Licencias de obra municipales

Antes de nada deberás ir al ayuntamiento de tu localidad para que te informen de todos los requisitos que deberás cumplir para poder construir la piscina. Deberás pedir licencia de obras y deberás cumplir la normativa.

  • Información normativa ayuntamiento
  • Licencia de obras

 

Paso 1: Diseña tu piscina.

Antes de empezar a construir debes elegir la forma que te gustaría, el tamaño, la profundidad, el color, el sistema de filtración de agua y de electricidad y, por supuesto, el material con el que deseas hacerla. En este último caso, se recomienda que utilices hormigón, así te durará más tiempo.

  • Elegir la forma: Rectangular, riñón, cuadrada, redonda, etc.
  • Tamaño: Grande para nadar, pequeña para chapotear, etc.
  • Profundidad: Dependerá de quién la va a usar y qué buscamos de ella.
  • Sistema de filtración: Qué sistema queremos usar. Debemos tenerlo claro.
  • Electricidad: Debemos ver si necesitamos un sistema eléctrico con focos.
  • Material de construcción: Aquí damos por supuesto que la haremos de hormigón.

 

Paso 2: Elige el lugar correcto para instalar tu piscina.

Este paso es sumamente importante, de esto dependerá el éxito de tu construcción. Lo ideal es que la piscina se ubique en un lugar del jardín donde el terreno sea plano y óptimo para los siguientes pasos en la construcción. Para eso, debes hacer una evaluación de las dimensiones de ese espacio. De esta manera evitas encontrar algún inconveniente. También debes seleccionar la zona en el jardín donde se refleje la luz solar por mayor tiempo y debes cuidar que cerca de la alberca no haya ningún árbol que pueda contribuir a que el agua se ensucie.

Cuida también si es posible que no quede demasiado cerca de la casa. Deja un pasillo entre medio de la piscina y la vivienda. si no quieres miradas curiosas, intenta que la piscina no esté en un lugar donde tus vecinos o los viandantes puedan verte.

  • Terreno plano.
  • Suficiente espacio.
  • Alejada de árboles.
  • Buena orientación y acceso al sol.
  • No pegada a la casa.
  • Lejos de la vista de curiosos.

 

Paso 3: Excava el terreno seleccionado.

Una vez seleccionadas la forma y el lugar donde se hará la piscina, se procede a excavar el terreno. Lo ideal es marcar el perímetro de la piscina utilizando unas estacas de madera en cada esquina y contorneando la forma con una cuerda fina (hilo lienza) para después echarle yeso en la linea para que se vea bien la marca. Luego, con una retroexcavadora, extraes toda la tierra de la zona donde instalarás la piscina.

Al momento de excavar ten en cuenta la profundidad que deseas darle. Recuerda que el suelo de la piscina ocupará algo de espacio, por lo que debes excavar unos 25 cm más de la profundidad deseada y lo mismo con la pared.

Ten cuidado en que no pase ninguna tubería de desagüe, luz o agua por el sitio donde vayamos a excavar. Para ello busca previamente las tuberías de la casa y ve con cuidado durante la excavación.

  • Marcado del perímetro.
  • Excavación con maquinaria

 

Paso 4: Relleno, aplanado y compactación

Una vez realizada la excavación debes aplanar el terreno para que quede uniforme, ya que ese será el fondo de tu piscina. De esta manera será más fácil construir las paredes e instalar el material que utilizarás en el piso.

También se debe realizar un relleno y compactación si el suelo donde vamos a colocar la piscina no es firme. Esto evitará posibles movimientos de la piscina una vez esté llena debido a su peso y posibles fisuras que acabarían en pérdidas. Se puede hacer una compactación del suelo natural que encontremos o bien se puede hacer un relleno de zahorra o algún tipo de árido de una granulometría de entre 12-40 mm.

Después de esto se puede echar una pequeña capa de hormigón de limpieza de unos 5 cm para trabajar mejor.

  • Aplanado del terreno.
  • Relleno del suelo con áridos.
  • Compactación con rulo, rodillo de lanza, rana, etc.
  • Hormigón de limpieza.

 

Paso 5: Coloca las varillas en el suelo y las paredes.

En este paso se debe colocar varillas en forma de cuadrícula en todo el suelo y también unas que sirvan como soporte de las paredes . Es decir, se debe cercar el foso de la piscina con varillas para que a la hora de agregar el hormigón, sea más resistente. En este punto hay que cuidar que las paredes de la piscina estén uniformes.

Se puede usar un mallazo (o dos a diferentes alturas) en el suelo, procurando que sea de bastante grosor, de 8 mm o más. El agujero del mallazo deberá ser de 15×15 o máximo 20×20. No debemos escatimar en hierro, esto reforzará el vaso de la piscina.

Ahora debemos colocar los ángulos para las paredes verticales. Estos ángulos deberán estar unidos mediante alambre al mallazo del fondo. para que trabajen de forma compacta.

  • Colocación de mallazo en el suelo
  • Colocación de ángulos para las paredes

 

Paso 6: Coloca las tuberías.

Este paso puede hacerse antes o después del vertido de hormigón para el piso de la piscina. Dependerá de ti y del especialista que hayas contratado para la obra. Aquí, debes instalar las tuberías  (para eso busca a un fontanero con experiencia en piscinas) para la entrada, bombeo y salida del agua. Las dos primeras se deben instalar entre las paredes y la última en el fondo de la alberca.

  • Instalación de las tuberías de fontanería

 

Paso 7: Vierte el hormigón para el suelo.

Después de que hayas colocado todas las varillas de soporte en su lugar, es momento de verter el hormigón para el piso. Lo ideal es comprarlo preparado en planta porque el mezclado es perfecto, pero también puede realizarse con grava, cemento y agua. Mientras se va agregando el hormigón a la piscina, se debe ir aplanando y expandiendo por toda la base con ayuda de llanas y regles. Es importante colocar unos hilos o sogas que sirvan como medida para el piso de la piscina. Es decir, para agregar la cantidad de hormigón suficiente, lo mejor es expandir una soga delgada en forma de X  por todo el piso de la piscina y usar eso como referencia para la altura del piso de la alberca.

Una vez hecho esto, se alisa el hormigón y se deja secar. Es muy importante que se coloque alrededor del piso de la piscina un encofrado de madera para que, a la hora del vaciado, el hormigón no salga del foso sino que se mantenga dentro de los límites de éste. Cuando ya esté sólido, se procede a quitar dicha estructura.

CUIDADO: El hormigón que vayamos a utilizar deberá ser por lo menos un H200 y lo más recomendable es que sea un H250. Se le deberá añadir algún impermeabilizante para que no haya fugas posteriores. Un hidrófugo tipo Sika 1 es perfecto.

  • Vertido del hormigón
  • Alisado del hormigón

 

Paso 8: Instala todo el sistema eléctrico.

El sistema eléctrico se debe instalar en este paso si deseas agregar iluminación al fondo de tu piscina, ya que debes colocarla en las paredes. Aquí debes buscar la ayuda de un electricista para la instalación de las luces y para los filtros, que ayudan a purificar el agua de la piscina.

  • Instalación del sistema eléctrico

 

Paso 9: Construye las paredes.

Para esto, generalmente se utilizan bloques de hormigón o ladrillos cerámicos. También puedes optar por colocar una estructura de madera (encofrado) y verter directamente el hormigón. Ambos casos pueden funcionar.

En este paso es donde se le dará uso a las varillas que se instalaron (en el paso 5) de manera vertical para que sirvan como refuerzo de las paredes. Aquí se debe colocar una mezcla de hormigón en la base de cada varilla y luego insertar y adherir los ladrillos al suelo de la piscina. Debes repetir este paso una y otra vez hasta que las paredes tengan la altura que desees. Es muy importante que los bordes de la pared estén alineados, de esta manera será más fácil colocar el borde de la piscina.

También se puede gunitar una piscina. Para esto, se habrá colocado la estructura de hierro por la parte de fuera de la pared y con una manguera de alta presión de hormigón, se tira directamente en las paredes y suelo. Esto solo lo pueden hacer personas especializadas y con las máquinas de bombeo necesarias. Actualmente hay muchas en el mercado y se pueden contratar con facilidad.

  • Construcción de las paredes
  • Relleno de hormigón si es necesario
  • Gunitado si es necesario

 

Paso 10: Enlucido de capa impermeable.

Esto es un aspecto a considerar, ya que si no colocas una capa a base de algún material impermeable, el agua puede filtrarse a través del hormigón o el terreno puede absorberla. Puedes usar un aditivo hidrófugo o impermeable que hará que el mortero con el que enfosques las paredes tenga los poros tapados y no pase el agua.

 

La capa no es necesario que sea muy gruesa. Dependiendo del material que utilicemos, deberemos seguir las instrucciones de dosificación que nos diga.

  • Enfoscado con material impermeabilizante

 

Paso 11: Cubre el espacio alrededor de tu piscina.

Debes rellenar los orificios que hayan quedado en el exterior de tu piscina. Puedes optar por cubrir un amplio espacio alrededor de la piscina y de esta forma crear un lugar de descanso (esto se conoce como playa) o, si no gozas de mucho espacio, puedes sólo rellenar el borde de la piscina.

Si deseas cubrir los huecos creados por la excavación y construir la playa o continuación de la piscina, debes colocar varillas en forma de cuadrícula –como las del paso 5-, verter el hormigón o cualquier otro material que desees, expandirlo, aplanarlo y alisarlo. Para esto también debes colocar una estructura por todo el perímetro, de esta forma el hormigón se mantiene en la zona que se va a trabajar.

CUIDADO: Si tenemos mucho que rellenar, deberemos ayudarnos de hormigón para que la resistencia sea mayor.

  • Rellenado de las partes exteriores de la piscina.

 

Paso 12: Ubicación del sistema técnico.

Es importante que todo el sistema de filtrado del agua se encuentre a unos 10 metros de la piscina, en un lugar cerrado y con suficiente entrada de aire. Así garantizas que funcione de manera óptima. Recuerda que se trata unos filtros, válvulas, bombas y otras maquinas que son fundamentales para la limpieza de la piscina y que pueden llegar a ser muy costosas.

  • Instalación de las bombas y demás máquinas

 

Paso 13: Reviste la piscina.

Llegó la parte más divertida y glamurosa de la construcción de piscinas: el revestimiento. En este caso debes elegir los materiales para el revestimiento interno y externo de tu piscina. Puedes utilizar el material que desees, desde pinturas hasta gresite, pero siempre pensando en la seguridad y durabilidad de la piscina.

Para el interior de la piscina si no es muy profunda o para las escaleras puedes usar gresite antideslizante, que es una gran alternativa por la seguridad que nos da y la amplia cantidad de colores y formas que tiene.

Podemos encontrar guías de colocación de gresite en otros artículos de este blog.

Para el exterior, puedes colocar un revestimiento de madera, canto rodado, azulejos antideslizantes, cemento cepillado, hormigón impreso, césped o algún tipo de piedra (como las de musgo pulido).

  • Elección del revestimiento
  • Colocación del revestimiento

 

Paso 14: Coloca el borde o coronación de la piscina.

Los bordes o remates deben ser de un material antideslizante y duradero. Se puede utilizar piedras naturales o reconstruidas, madera y algún tipo de prefabricado de hormigón que cumpla con las características ya mencionadas. Es importante tener en cuenta que los bordes de la piscina no deben tener cantos vivos y que deben tener un extremo un poco más alto para que el agua sucia no entre a la piscina.

Para colocarlos deberemos haber preparado la superficie previamente dejándola lisa para asentar la pieza encima. Si es de hormigón (lo más habitual) deberemos rellenar de mortero y dejaremos que la parte interna de la pieza vuele unos 3 centímetros. Estas piezas suelen tener unos 50 cm de profundidad, por lo que deberemos preparar este grosor por lo menos.

La corona puede quedar a ras de suelo con el resto de la terraza o bien un poco elevada, dependiendo de lo que queramos.

  • Elección del borde de piscina
  • Colocación del borde de piscina

 

Consejos para la construcción de piscinas

Hay algunos puntos que debes tener en cuenta para la construcción de una piscina, por lo que aquí te explicaremos algunos.

  • Antes de diseñar tu piscina, considera cuál será el uso que le darás y quienes serán los que disfrutarán de ella por más tiempo.
  • Antes de empezar con la construcción debes hacer los planos de la piscina.
  • La orientación o ubicación de la piscina siempre debe ser al sur para que los rayos del sol incidan por más tiempo sobre ella.
  • Si prefieres que tu piscina tenga escaleras de hormigón, debes construirla una vez hayas vertido el cemento en el piso y construido las paredes de la piscina.
  • Si quieres que tu piscina sea ovalada, una forma de hacer que el proceso de excavación sea más práctico y sencillo, es excavar el terreno de forma rectangular, verter el hormigón y, a partir de allí, darle la forma ovalada que deseas.
  • Parecerá obvio pero es importante que consigas los permisos legales para la construcción de la piscina. De esta manera no corres el riesgo de romper alguna regla y ser visitado por las autoridades de tu localidad.
  • Un truco que podría evitarte algunos contratiempos es usar los huecos de los ladrillos para las paredes como guía y luego instalar las varillas de soporte, de esta forma los ladrillos se puedan insertar fácilmente dentro de ellas. Esto debe hacerse en el paso 5, si decides que la pared de tu piscina sea de ladrillos de hormigón.
  • Es importante que el agua de la piscina se mantenga limpia, lo que significa que debes hacerle mantenimientos regularmente para quitar las partículas visibles y controlar los agentes biológicos del agua, como las algas. Por esto, debes cuidar que el sistema de purificación del agua sea el indicado.
  • Una buena opción para el sistema de filtros de la piscina es utilizar un filtro de arena silícea. Estos están formados por un recipiente con arena colocada de tal forma que cuando el agua pasa bajo presión, son atrapadas por la arena las partículas sólidas.
  • La profundidad de la piscina debe ser de 1,50 metros aproximadamente. Sin embargo, esto va a depender del uso que vaya a darle a la piscina.
  • El tamaño de la piscina también depende de ti y del espacio con el que cuentes para hacerla. Puede ser de 3 x 6 metros, de 6 x 12 metros o de la medida que creas necesaria.
  • En el momento de instalar las tuberías, lo ideal es utilizar tubos de PVC de presión y pegamento de PVC de calidad.
  • Siempre busca ayuda de profesionales con experiencia en la materia.

Siguiendo los pasos y consejos de esta guía, podrás tener la piscina que deseas. ¡Escríbenos! Queremos saber cómo te fue construyendo tu piscina.