Consejos para reparar adecuadamente las grietas en tu piscina

grietas en la piscina

Todo es fiesta, relax y diversión en nuestra piscina hasta que… Aparecen la grietas.

Pero tranquilos, el disfrute no tiene que parar porque estos inconvenientes son muy comunes y fáciles de resolver en la mayoría de los casos. En este artículo, enumeramos las grietas más comunes que pueden aparecer en la piscina y las principales soluciones a ella. Esto es todo lo que tienes que saber.

¿Qué son las grietas y por qué aparecen?

Las grietas son aberturas o quebraduras largas y estrechas que aparecen en el material en el que esté construido el vaso de la piscina. En este post, nos centraremos en las fisuras que aparecen en las piscinas de cemento u hormigón, pues son las más populares.

Las piscinas de obra, de material o concreto son factibles de agrietarse con los años, debido a que este material se expande o se contrae, generalmente por la acción del sol y las fluctuaciones de temperatura.

Esto es completamente normal y para nada presupone una mala construcción o materiales de fabricación de baja calidad.

Una de las principales consecuencias de las grietas es la pérdida de agua  y consecuentemente el descenso del nivel de llenado. Este es el primer aviso de la presencia de fisuras en el hormigón.

Reparar las grietas de la piscina

Grietas más comunes

Las grietas superficiales se producen en el revestimiento de la piscina únicamente, por lo que son fisuras que no intervienen en su estructura. Para la reparación de este tipo de grietas podemos retirar el revestimiento y volverlo a colocar para arrancar el problema de raíz o utilizar una pasta blanda para reparar su superficie.

Las grietas que pueden salir en el hormigón, por su parte, son variadas al igual que sus causas. Existen las grietas de retracción que se producen durante el fraguado del hormigón: Normalmente, ocurren sin la presencia de esfuerzos atribuibles a acciones externas. No son fisuras de importancia, pero de igual manera hay que sellarlas con resina.

El hormigón de nuestro vaso también puede agrietarse por el asentamiento del terreno con el tiempo, el mal hormigonado de los muros y por otras causas, que, por lo general, generan fisuras pequeñas de entre 5 a 15 mm, fácilmente reparables con resinas y otros materiales.

Por último, están las grietas mayores de 1 cm, estas fisuras ameritan que un aparejador o arquitecto las inspeccione para que asegure la rigidez de la estructura y dé su opinión sobre las soluciones más factibles.

Independientemente del origen y la causa de las grietas, éstas deben ser reparadas con carácter de urgencia, para evitar males mayores causados por el agua penetrando a través de ellas y corroyendo el material en forma progresivamente más profunda.

Si la grieta de tu piscina no es mayor, tú mismo puedes hacer las reparaciones. Así que toma nota de los siguientes consejos:

¿Cuándo es el momento propicio para reparar?

Normalmente, se notan las grietas de las piscinas en verano, cuando se le está dando uso, pero es en invierno cuando conviene hacer las reparaciones ya que se deben realizar con la alberca vacía y suelen llevar tiempo. Además, las altas temperaturas pueden dificultar algunos procesos de la refacción.

Reparacion de fisuras en la piscina

¿Cómo reparar las grietas de la piscina?

La mejor manera de asegurarte de que la reparación de tu piscina quede impecable es siguiendo las recomendaciones que te presentamos a continuación:

Localiza la grieta

Si ya notaste que tu piscina está perdiendo agua, lo primero que debes hacer es localizar esa fuga. Cuando tengas la fisura localizada, retira la pintura o gresite de alrededor de la zona dañada para ver el tamaño de la grieta y debes marcarla con una espátula para dejarla bien a la vista.

Encontrada la grieta, debes cavar a ambos lados de ella para limpiar bien la zona y más tarde poder cubrirla correctamente.

Limpieza de la zona

A continuación, es necesario que limpies bien la zona para que no queden restos de cemento y polvo que te impidan más tarde rellenar la grieta, ya que el material a utilizar necesita buena adherencia y si hay restos no será posible la reparación de tu piscina.

Para limpiar bien la zona, pasa un cepillo y un pincel mojado con cloro, esto acabará con los restos de algas, mohos e impurezas que por la fuga de agua pueden estar presentes.  Para limpiar las grietas también podemos utilizar una máquina a presión asegurándonos de que no queda suciedad.

Imprimación

Para comenzar, los expertos recomiendan que se debe realizar una imprimación, que consiste en distribuir un líquido que sirva de mordiente o “agarre” para el siguiente material, asegurando una unión más firme y sostenida en el tiempo. Las principales funciones de la imprimación son la selladora, la fijadora, la aislante y la protectora.

Relleno de la grieta

En este punto es cuando rellenaremos la grieta con una masilla especial para piscinas o con un sellador poliuretano. Estos materiales requieren un tiempo de secado, así que deja que pase el tiempo de secado indicado por los fabricantes para continuar el proceso.

Para realizar el relleno con masilla acrílica flexible resistente al agua, nos ayudaremos con una espátula, con una leve presión para que el material pueda rellenar el hundimiento de la grieta. Se deja secar aproximadamente de 15 a 20 horas, y luego se lija.

En el caso de que utilicemos sellador poliuretano, éste se coloca en la grieta con el pico aplicador. Se trata de una silicona de gran adhesión y elasticidad que proporciona una excelente adherencia y su poder de estiramiento es ideal para acompañar el movimiento propio del material. En cuanto al tiempo de secado, se deben seguir las recomendaciones del fabricante, pero normalmente se deja actuar un día entero y no requiere lijar posteriormente.

¡Atención! Nunca utilices cemento para reparar la fisura de tu piscina, debido a que es un material que se agrieta y servirá de poco la refacción.

Recubrimiento

Una vez esté seco cualquiera de los materiales utilizados, necesitas estuco o pasta para piscinas para cubrir la zona reparada y una vez seco, lija la superficie para que quede bien lisa.

Revestimiento

Reparada la grieta, debes impermeabilizar la piscina. Si contabas con gresite, pide al fabricante las láminas necesarias para el área a cubrir del mismo tono y características de las piezas que tenías para que no haya diferencias con las demás piezas de la piscina.

Si tu piscina no contaba con gresite, te recomendamos que revistas tu piscina con este material para evitar futuras fugas. La morfología y composición de este elemento lo convierten en un material no poroso y completamente impermeable. Así que su durabilidad es formidable.

El gresite posee una alta resistencia a los cambios de temperatura, los agentes químicos y atmosféricos, la humedad y el paso del tiempo. Además, ofrece infinitas posibilidades de diseño y aplicación.

 

En Gresitepiscinas.com tenemos más de 40 años de experiencia en este tipo de material, por lo que si deseas alguna asesoría, estaremos gustosos de poder ayudarte.

Este Sitio Utiliza Cookies, ¿Estas De Acuerdo? Saber Mas

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar